Ayuno 16/8 · Sensaciones y cambios en mi cuerpo

Antes de nada, quiero dejar bien claro que no soy nutricionista. Este artículo está basado en mi experiencia realizando el ayuno 16/8 y los “resultados” que he obtenido. Recordad que siempre que vayáis a hacer cualquier dieta, lo ideal es que consultéis a un experto. Dicho esto os dejo con el artículo.

Estos días de confinamiento me he decidido al fin a probar la tan nombrada “dieta” del ayuno intermitente, en concreto el 16/8. Llevaba tiempo escuchando hablar de los beneficios que tiene ayunar, que si previene la diabetes, el colesterol, enfermedades coronarias y neuronales, ayuda a reducir la hipertensión y la obesidad. También, que gracias a la autofagia, las células buenas se alimentan de las malas y esto nos alarga la vida, y mil y una cosas más que hicieron que al final me aumentara la curiosidad. Bueno, eso y que Elsa Pataky y Chris Hemsworth la hacían, por lo que sí o sí tenía que probarla, al fin y al cabo si Thor la hace, debía ser buena.

En sí es muy fácil de realizar, se trata de repartir las comidas que haces durante un día, en una ventana de 8 horas. Las 16 horas restantes no puedes consumir ningún alimento, sólo agua, té, Kombucha, café sólo, etc (no hace falta decir que sin añadir azúcar). En mi caso, mi ventana para comer es de 8:00 a 16:00h, realizando una comida cada 2 horas, no se trata de comer más, si no lo mismo que comías antes, pero repartido en esas 8 horas. Por lo que, al final, la ingesta de calorías es la misma. Mi ayuno por lo tanto va, desde las 16:00 a las 8:00 del día siguiente. El ayuno de esta forma se aguanta perfectamente ya que gran parte de éste lo pasas durmiendo, en mi caso unas 8 horas por lo que las 8 restantes es cuestión de no pensar demasiado. Tengo que decir que personalmente no pasé hambre hasta el tercer día y no durante las horas de ayuno si no durante la ventana de ingesta. Por lo que he tenido que empezar a comer algo más para saciarme.

De momento, los resultados son muy positivos. A nivel de retención de líquidos creo que es más que notable, además en porcentaje de grasa también se aprecia un gran cambio. La sensación en general es muy buena, no me siento pesado, tampoco me encuentro sin energía, al contrario me da la sensación de estar más activo. Dicen que afecta al sueño pero en mi caso duermo mejor de lo que lo hacía. Y en lo referente a pérdida de masa muscular, tendría que esperar a llevar mucho más tiempo para poder decir si es muy pronunciada o no, pero de momento es mínima, por no decir inapreciable. Eso sí, tendría que comprobar todo esto una vez podamos volver a salir y hacer vida normal, porque me da que al entrenar de tarde, un día después de series de 1000 o de cross training intenso, me va a ser imposible respetar el ayuno. 

¿Te ha sido útil este artículo? ¿Quieres conocer más acerca de Upgrade Wear?
Visita nuestra web:

Upgrade Wear

Dejar un comentario